domingo, 27 de diciembre de 2009

VERANO PAMPEANO

Ventiladores lentos, sedientos
de aire nuevo
traicionados por la mísera
insinuación de aquella brisa.

Cortaba con navaja
yo el filo y la espesura
de aquel enero quieto
en decurso campesino.

El humo del fósforo sucumbe
permite un mate
ocasional remedio de las pampas
de cortar calor con calor.

Tu tarde cómplice o sublime
corrió el bretel
hirió mi desconfianza.
Tu ocaso, alfombra en la llanura
que tajeó el asfalto, el reloj
y la administración.

Allá donde se injerta
la línea quebradiza
del gris entre los verdes.

La ducha transpirando
toallones en el éter.

El poniente
el arrebol de la última nube.

Su piel como implacable
memoria del futuro
y tu ocaso
tu más sublime ocaso.-

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal